10 tips para tener un cuerpo de acero



Llego el momento de aumentar esos músculos y tener el cuerpo que siempre has deseado. Verás que si eres constante, muy pronto empezarás a notar los resultados.

Nota: Recuerda que antes de comenzar cualquier dieta o plan de ejercicio es importante que consultes a tu médico.

1.- Fija tus metas.

Quieres estar más fuerte, pero como cualquier edificio grande, deberás comenzar con un anteproyecto; esto implica establecer metas alcanzables. Muchas veces los fracasos son el resultado de esperar demasiado, a corto plazo. Y aunque todos deseamos resultados rápidos, hay que estar consientes de que optar por un estilo de vida saludable para triunfar a largo plazo lleva su tiempo. Un camino adecuado sería fijar metas sencillas a corto plazo, que al final te permitan alcanzar tu meta principal.

2.- Consulta a un profesional.

Los suplementos deportivos pueden ayudarte a eliminar grasa y ganar fuerza cuando los utilizas como parte de tu entrenamiento y programa de nutrición. Si entrenas intensamente, sigue una dieta saludable con suficientes proteínas y consume suplementos confiables. Verás que en próximas vacaciones podrás lucir un cuerpo más musculoso. Y recuerda que para que tu plan sea exitoso es imprescindible que esté bajo supervisión de una profesional.

Tips Bajar de peso

3.- Entérate de los beneficios.

Siempre es buena idea saber qué técnicas de entrenamiento y dieta se están usando. Procura asistir a concursos o exhibiciones de físico culturismo y habla directamente con los atletas para mantenerte motivado. Una buena idea es asistir a Mr. Universo México, que organiza la Asociación Mexicana de Educación Deportiva (AMED) con la participación de atletas mexicanos, quienes pueden aconsejarte y motivarte para que logres lo que realmente quieres.

4.- Sigue un plan de ejercicio.

Anota tus metas en tu diario, que además de organizarte, te permitirá medir tus logros. Conforme pase el tiempo, checa tus propósitos en tu diario para medir tu éxito y planea tu futuro para estar mejor. Puedes mantener tus planes personales de alimentación y entrenamiento en tu diario. De esta manera podrás medir cuales han sido tus avances notables y marcas fácilmente el progreso.

5.- Elimina la comida chatarra.

El simple hecho de tener alimentos altos en grasas o azúcar en el refrigerador o en la lacena es una tentación enorme que puede echar todo tu esfuerzo abajo. Y aunque las papas fritas, las galletas y las pizzas son deliciosas, tienen demasiada grasa saturada y lo único que logran es confundir al músculo. Mejor adquiere cereales, frutas y verduras y tenlos a la mano, para que cuando sientas hambre, los encuentres justo ahí.

6.- No olvides el cardio.

Es común que los físico culturistas eliminen el cardio en su intento de estar más musculosos. Y aunque esta técnica puede funcionar para algunos, es importante asegurarte de realizar actividad cardiovascular a determinado nivel, para mantenerte sano. Recuerda que el cardio es uno de los principios básicos de todo entrenamiento.

7.- ¡Recompénsate!

El pensar en un premio es un gran motivador para lograr tus metas. Date un premio por cada logro y por supuesto, recompénsate con un mejor premio al lograr tu meta. Para muchos puede ser una comida en un restaurant favorito o un platillo que te encanta. Sólo asegúrate de no excederte.

8.- Busca un socio.

Si tienes a alguien que tenga las mismas metas que tú, será más fácil trabajar juntos, ayudándose y sobrepasando sus aumentos. También se ayudan moralmente y comparten sus recetas de alimentos altos en proteínas.

9.- Compra una báscula.

Con ella puedes medir la cantidad de micronutrientes que estás consumiendo para aumentar la fuerza y volumen. Muchos expertos creen que para obtener óptimos resultados, debes comer por lo menos un gramo de proteína por cada libra que pesa tu cuerpo. El medir la comida puede ser crítico cuando llega el momento de mostrar esos músculos que tanto has trabajado.

10.- Utiliza una cámara y una cinta métrica.

Además pesarte en una báscula y verte en el espejo, una de las mejores formas de notar el progreso es tomando fotos y medir tus brazos, pecho, muslos, pantorrillas, cintura, etc. Asegúrate de guardar tus fotos y medidas en un diario, con la fecha. Te servirán para comparar tu progreso y recordarte cómo estabas, así como la forma en que puedes lucir en un futuro.

Deja tu comentario
Tu Comentario