15 Tips para acelerar tu metabolismo



Un metabolismo quema mucha más grasa que uno lento. Pero, ¿Cómo acelerarlo?

El metabolismo es el término empleado para determinar la cantidad de energía que le organismo quema para realizar sus funciones. La aceleración natural de éste depende de varios factores.

Edad. En general es más activo en gente joven y disminuye paulatinamente después de los 40 años.
Sexo. Los hombres tienden a quemar más calorías que las mujeres, aunque entre ellos hay quienes queman más que otros.
Herencia genética. Depende directamente de la facilidad con que nuestros familiares bajan de peso.

Acelera tu metabolismo

Para quienes quieren bajar de peso, desean mantenerse en forma o gustan de comer más sin engordar, es posible acelerarlo de forma “artificial” al poner en práctica estos consejos.

Acelerar el metabolismo

1.- Actívate

Aunque el cuerpo quema calorías constantemente, aun cuando no estás realizando actividad alguna (metabolismo basal), entre más activo estés físicamente y mentalmente durante el día, más calorías quemarás, dado que tu organismo requerirá constantemente de toda la energía que posee para cumplir con tus tareas cabalmente, impidiendo que dicha energía se acumule en forma de grasa.

2.- Haz ejercicio en las mañanas

Ejercítate durante las primeras horas del día, predispone a tu metabolismo para acelerarse y mantenerse así durante muchas horas. De ahí que la gente que se ejercita muy temprano generalmente luzca ágil y muy despierta.

3.- Haz aeróbicos de gran intensidad

Aunque el ejercicio cardiovascular no favorece el desarrollo de masa muscular, acelera el metabolismo y lo mantiene activado, incluso horas después de realizarlo, ya que agiliza el sistema circulatorio y oxigena las células, requiriendo para ello de mucha energía. Esto no se da en rutinas de baja o mediana intensidad.

Caminar rápidamente, trotar, correr, saltar la cuerda, nadar, andar en bici, o hacer ejercicio aeróbico en el gimnasio a mayor intensidad (caminar en la banda sinfín, por ejemplo), son buenas opciones.

4.- Desarrolla músculo

Quienes tienen más masa muscular cuentan con un metabolismo más acelerado, aún en descanso, porque su músculo quema calorías. Y entre más desarrollado esté, más quema. Y es que cada medio kilo de músculo requiere de unas 6 calorías al día solo para mantenerse vivo. Para ello es ideal el entrenamiento intenso con pesas, mismo que después de un periodo determinado, logra activar los músculos de todo el cuerpo, aumentando en promedio en la velocidad metabólica diaria.

5.- Desayuna

El desayuno es el alimento que marca la pauta de aceleración del metabolismo para todo el día, ya que tras el ayuno después de varias horas de sueño, tu cuerpo está ávido de nutrimentos que obtiene al comer, los distribuye y aprovecha al máximo, desechando todo lo que no sirve.

Es decir, pone al día tu metabolismo, siempre y cuando lo que desayunas incluya alimentos de todos grupos, evitando azúcares y panes refinados, así como grasas saturadas o trans (lo frito).

6.- No te saltes las comidas

Cada vez que lo haces el hambre hará que tu cuerpo te pida más azúcar para mantenerse, y al no dársela, alentará tu metabolismo a fin de guardar reservas, que luego se convertirán en grasa. En pocas palabras, tu organismo pensará que tiene que ahorrar calorías y almacenará más grasa.

[adsense]

7.- Comer frecuentemente

Dejar pasar varias horas entre las comidas fuertes, y comer mucho en éstas, lentifica notablemente el metabolismo. En cambio, darle a tu cuerpo colaciones saludables y ligeras entre comidas fuertes, cada 3 ó 4 horas, lo mantiene acelerado, pues el cuerpo cree que hay alimento en abundancia, así que no se detendrá en usar las grasas para contrarrestar la baja calórica.

Nota: Hacer 5 comidas al día hace a tu cuerpo trabajar más rápido para la digestión y nutrición de los alimentos que están llegando. Además, te ayudará a comer menos a la hora de la comida, pues mantendrá los niveles de insulina estables, lo que te evitará los temidos ataques de hambre.

8.- Consume más proteínas

Durante la digestión de las proteínas el organismo quema el doble de calorías que cuando digiere carbohidratos (la grasa no quema calorías). Esto se debe principalmente a que la proteína se va al músculo, que como ya viste, quema calorías. Para incrementar su consumo puedes sustituir algunos carbohidratos por proteína magra como pescado, carnes de pollo, res o cerdo, huevo, frijoles, soya o lácteos light.

9.- Come picantes

Está comprobado que los chiles, pimienta, canela y otros condimentos, aceleran el metabolismo, dado que elevan la temperatura corporal (por lo que también se les conoce como alimentos termogénicos), lo que hace que se quemen más calorías. Los chiles puede quemar hasta más de un 20% durante uno 30 minutos. Así que si le agregas picantes a por lo menos 3 de tus alimentos fuertes del día, incrementarás el aceleramiento.

10.- Di no a las dietas extremas

Los regímenes alimenticios que indican comer menos de 1000 calorías al día no son recomendables por 4 importantes razones:

a)      El cuerpo reacciona ahorrando calorías al saber que no hay suficiente comida.

b)      Como lo primero que adelgaza es la masa muscular, se lentifica aún más el metabolismo, pues como ya sabemos, lo que necesita es más masa muscular: entre más haya más aceleración metabólica habrá.

c)       Si bien ayuda a bajar de peso un poco, se hace a costa de una buena nutrición.

d)      El cuerpo tiende a subir con más facilidad que antes de ponerse a régimen.

11.- Bebe mucha agua

El agua es fundamental para mantener las funciones vitales de los órganos y por ende, para procesar las calorías. De ahí que cuando el cuerpo está deshidratado, tiende a bajar la velocidad metabólica. Además de los 2 litros de agua recomendados, ayuda mucho beber un vaso de agua media hora antes o después de cada comida y colación, y uno o dos vasos al levantarte y antes de acostarte.

12.- Agrega hielos a tus bebidas

Si pones hielo al agua requerida por cada día, puedes quemas hasta 10 calorías, el equivalente a medio kilo de peso anualmente y sin que estés a dieta. Y es que el hielo acelera el metabolismo durante la digestión, porque el organismo requiere de más calorías para compensar la temperatura corporal a fin de que se realicen correctamente las funciones digestivas.

13.- Bebe café negro

La cafeína propicia el pronto aumento de la aceleración metabólica, de ahí que a los pocos sorbos matutinos se incremente el nivel de energía y la agudeza mental. Sólo que no debes agregarle azúcar, crema u otros carbohidratos, porque entonces obtendrás más calorías de las que podrás quemar.

14.- Prefiere el té verde

Beber 2 tazas de té verde a día te ayuda a poner en marcha tu metabolismo, además de proveerte de una buena ración de potentes antioxidantes.

15.- No vayas a dormir con el estómago lleno

Si lo haces, como no habrá mucha actividad, tu organismo tardará más en metabolizar los alimentos, sobre todo si son pesados. Además de que podrá causarte indigestión o reflujo por la postura, y te hará levantarte al día siguiente con la sensación de pesadez estomacal, lo que a su vez te hará saltar el desayuno y con ello echar a perder todo el funcionamiento óptimo de tu metabolismo del día.

Nota: Un metabolismo acelerado te hace sentir más sano, vital y con ganas de moverte. Además de que estará consumiendo calorías todo el tiempo.

Deja tu comentario
Tu Comentario