5 grandes verdades sobre tus articulaciones



Problemas en las articulaciones

Los problemas en las articulaciones no son cosa de viejitos; pueden afectarte desde una edad temprana y debes atender de inmediato.

Si tienes chasquidos en tus articulaciones, te truenan las rodillas o sientes rigidez después de estar un tiempo en reposo, puedes padecer alguna enfermedad articular. Para atenderte a tiempo o prevenir, he aquí cinco datos que debes conocer.

1.- el desgaste articular se puede presentar desde los 30 años.

Con el paso de los años las articulaciones (y en especial el cartílago), se desgastan dependiendo del peso, hábitos de ejercicio e historial de traumatismos o lesiones. Siendo que la osteoartritis o enfermedad articular degenerativa (pérdida del cartílago que recubre los extremos de los huesos donde se forma la articulación, principalmente en rodillas, cadera y hombros), se puede presentar en jóvenes con sobrepeso, mala alineación articular, sometimiento constate de sus articulaciones a esfuerzos intensos y/o que no hacen ejercicio.

2.- Los chasquidos o truene de articulaciones.

Pueden ser indicios de osteoartritis, ya que muestran limitación e inestabilidad de éstas, no debiendo ignorarse cuando hay dolor, pues en sus primeras etapas, causa pocos o ningún síntoma, incluso en personas cuyas radiografías ya muestran anormalidades en las articulaciones.

3.- Los hábitos al ejercitarse.

Afectan directamente a las articulaciones. Los deportes de alto impacto causan un mayor desgaste en el cartílago articular, mientras que con el sedentarismo las articulaciones van perdiendo movilidad y se vuelven más vulnerables a pequeñas lesiones. Además la repetición de traumatismos en las articulaciones por golpes, deporte o mala práctica al ejercitarse, contribuye a desarrollar osteoartrosis.

4.- Dependiendo del tipo de artritis es recomendable o no el reposo.

La artritis reumatoide al ser un problema autoinmune, afecta a las articulaciones, pero también a órganos como el corazón, ojos y riñones, entre otros. En tanto la osteoartritis, por ser el desgaste del cartílago articular, es ocasionada por sobrepeso, obesidad o envejecimiento. De ahí que sólo un médico puede determinar o no el reposo, recomendándose ejercicio moderado y bajo supervisión en la osteoartritis, pues ayuda a mantener la flexibilidad y el movimiento, al tiempo que fortalece los músculos que rodean las articulaciones, lo que ayuda a protegerlas.

5.- Es posible nutrir a las articulaciones.

Para frenar el deterioro del cartílago articular. Además de analgésicos y antiinflamatorios, especialistas recomiendan un soporte nutricional que combine glucosamina, candroitina y ácidos grasos Omega-3, que además de aliviar los síntomas de la osteoartritis, ayuda a frenar la degeneración del cartílago y brinda un cuidado integral a las articulaciones. Pregúntale a tu médico.

Deja tu comentario
Tu Comentario