Aminoácidos esenciales: Desarrolla músculos más rápido y más fuertes en menos tiempo



Ganar musculos y fuerza

AUMENTA LA ENERGÍA PARA COMPLETAR TU RUTINA DE EJERCICIOS.

Energízate, vuélvete más fuerte, desarrolla tu musculatura más rápido y recupérate en menos tiempo, todo con sólo agregar 3 importantes aminoácidos a tu plan de entrenamiento y nutrición. Se trata de consumir aminoácidos de cadena ramificada (mejor conocidos por sus siglas en inglés, BCAA), pues son los que pueden acercarte al cuerpo que siempre has querido. Y es que según se desprende de estudios de fuentes muy variadas, estos aminoácidos pueden darte un empuje adicional durante tu rutina de ejercicios, combatir la lentitud mental mientras haces ejercicio. Y una cosa muy importante, evitar que tus músculos, que tanto trabajo te ha costado desarrollar, se desperdicien al ser utilizados como combustible.

Por si fuera poco, los aminoácidos de cadena ramificada además pueden estimular una recuperación más rápida después de tus rutinas de ejercicio. Lo que se traduce en que contarás con un cuerpo en mucho mejor forma y con más fuerza, en menos tiempo, razón principal por la que deberías usarlos. Pero, que pueden hacer por ti?

CONOCE LOS AMINOÁCIDOS BCAA

Los aminoácidos de cadena ramificada con un término para referirse colectivamente a 3 de los 8 aminoácidos esenciales, y son: leucina, isoleucina y valina. Cabe mencionar que existen entre 20 y 22 aminoácidos en total; el número varía dependiendo de la fuente de información, pero todos ellos participan en numerosos procesos del funcionamiento normal del cuerpo. Al hacer ejercicio, los niveles de estos 3 aminoácidos disminuyen, lo que puede incitarte a soltar las pesas antes de lo necesario. Y debido a que lo que quieres en estos momentos es disponer de más energía para seguir entrenando, en esencia tu organismo busca la fuente que esta más a su alcance, es decir, tus músculos, pero aquí se trata de desarrollarlos, hacer que crezcan y darles forma. De modo que recurrir al tejido muscular como fuente de energía para seguir haciendo ejercicio sería contraproducente.

BCAA

ENTONCES, ¿QUÉ HACER?

¡Exacto, es ahí donde entran en escena los aminoácidos de cadena ramificada! Si tú los justo antes (y luego después) de la sesión de ejercicios, habrás dado un gran paso para brindar a tu organismo todo el combustible que necesita sin que recurra al tejido muscular como fuente de energía. Siendo lo sorprendente que estas tres sustancias se metabolizan directamente al músculo, a diferencia de la mayoría de los otros aminoácidos, que deben pasar necesariamente a través del hígado. Además, al ser llevados directamente al tejido muscular, los aminoácidos de cadena ramificada actúan como combustible de reserva, ya sea para completar los ejercicios, o para condicionar el desarrollo muscular y recuperarte después, cuando ya estás descansando.

LO QUE ESTOS AMINOÁCIDOS PUEDEN HACER POR TI

Si la idea de tragarte unas píldoras de tamaño gigante no te atrae mucho, he aquí 6 razones fundamentales que pueden hacerte ver que estos potentes aminoácidos realmente merecen un lugar en tu arsenal de suplementos alimenticios, y esa razón es un empuje adicional, que es justo lo que estás buscando.

1.- AUMENTA EL TAMAÑO DE TUS MÚSCULOS

Los aminoácidos de cadena ramificada pueden inducir el desarrollo muscular de varias formas, pero la más importante es que inician directamente la síntesis proteínica, es decir, el método a través del cual sintetiza más tejido muscular. Además tienen una influencia directa a en varias hormonas que son vitales para el desarrollo muscular.

Un estudio descubrió que al suplementar la dieta con estos aminoácidos, también pueden incrementarse los niveles de la hormona del crecimiento muscular. En otras palabras, estarás aprovechando óptimamente todos tus esfuerzos de entrenamiento.

2.- DESARROLLA TU RESISTENCIA AL ESFUERZO

Dado que los aminoácidos de cadena ramificada son una fuente de combustible para los músculos, automáticamente incrementas la cantidad de energía de la que dispone tu organismo durante el ejercicio (suponiendo, por su puesto, que suplementes tu alimentación con la cantidad suficiente para sustituir lo que tu organismo quema al levantar pesas). No obstante, hay que resaltar que la valina incrementa la energía de forma especial: sin entrar en detalles, altera el mecanismo del triptófano no le indica fácilmente al cerebro que le cuerpo está cansado, lo que significa que alguien dedicado, como tú, puede completar las rutinas de ejercicios más arduas y prolongadas.

El cuerpo va a desintegrar el tejido muscular para surtirse a sí mismo de la cantidad de aminoácidos de la cadena ramificada que necesita. Y de los suplementos que son la forma más fácil de evitar esto.

[adsense]

3.- AUMENTA TU FUERZA

Los aminoácidos de cadena ramificada también tienen un efecto muy significativo en tu fuerza. Un estudio publicado en el Boletín de Investigación sobre Fuerza y Condición Física, mostró que las personas que suplementan su alimentación tanto con leucina como con seroproteína, aumentan significativamente su fuerza después de un programa de 8 semanas de entrenamiento para piernas, lo que no se manifestó en quienes en quienes no estaban tomando suplementos con aminoácidos de cadena ramificada.

Ganar fuerza

4.- TE PROTEGE CONTRA LA DESINTEGRACIÓN MUSCULAR

Debido a que tus propias reservas de aminoácidos de la cadena ramificada se agotan fácilmente durante tu entrenamiento, tu organismo buscará automáticamente fuentes alternativas de energía. Lo más común es que comience a hacer uso de su propio tejido muscular, que es la forma de energía almacenada más fácil y accesible para el organismo. Y los suplementos son la forma más fácil de evitar esto. En un estudio descubrieron que al suplementar la alimentación con los BCAA, se reducen los niveles de cortisol, la hormona que sirve para desintegrar al tejido muscular. Otro factor a tomar en cuenta es el consumo de carbohidratos. Cuando una persona entrena arduamente, cuando menos la mitad de la ingesta diaria de alimentos debería provenir de carbohidratos complejos, para contar con una fuente sostenida de energía. De modo que si no estás tomando suficientes en tu dieta, los suplementos con aminoácidos de cadena ramificada pueden ofrecerte protección contra el daño muscular. Puedes considerarlos como una póliza de garantía para los músculos.

5.- FAVORECE LA QUEMA DE GRASA

Además de brindarte la masa muscular y la fuerza que estás buscando, los aminoácidos de cadena ramificada pueden ayudarte a quemar más rápido tus reservas de grasa. Los estudios que se han efectuado tanto en humanos como en ratas, han demostrado que una dieta balanceada y suplementada con estos aminoácidos (especialmente con la leucina), reducen el porcentaje general de grasa en el organismo. Lo que también podría ser a consecuencia de una mayor síntesis de proteínica, dado que el cuerpo necesita más energía para formar esa masa muscular, así que apela a sus reservas de grasa como combustible para mantener el ritmo mientras te ejercitas.

6.- REDUCE LOS ANTOJOS

Se ha demostrado que la leucina actúa en el cerebro para bloquear el apetito. En un estudio publicado en el Boletín “Ciencia”, los científicos descubrieron que cuando la leucina se inyecta en el cerebro de las ratas, comían menos y aumentaban más de peso, que las ratas del grupo placebo. La teoría sugiere que el cerebro piensa que hay suficiente leucina disponible, así que se convence de que el cuerpo contará con el combustible necesario, y en consecuencia, no dispara la alarma del hambre. Y hasta el momento no hay ninguna razón para que creer que al suplementar tu alimentación con aminoácidos de cadena ramificada, no se produzca un efecto similar.

¿QUÉ TAN SEGUROS SON?

Los aminoácidos de cadena ramificada son bastante inocuos, pero sí tienen unos cuantos inconvenientes. Por ejemplo, evítalos si acostumbras beber alcohol muy seguido, o si te van a meter al quirófano, por lo menos dos semanas antes, dado que tienen un efecto en el control del azúcar en la sangre. Si estás tomando algún medicamente para la diabetes, consulta con tu médico antes de consumirlos, pues se ha demostrado que alteran los niveles de azúcar en la sangre cuando se toman en combinación con ciertos medicamentos para el control de la diabetes. Tampoco consumas si estas tomando cualquier tipo de corticosteroides para el tratamiento de la inflamación, o cualquier medicamento para la tiroides.

¿QUÉ CANTIDAD ES SUFICIENTE?

Con tiempo quizás olvides que las siglas BCAA se refieren a aminoácidos de cadena ramificada, pero debes tener muy presente la forma en cómo esta sustancia se metaboliza. Es vital que recuerdes que si lo buscas en un cuerpo delgado, musculoso, fuerte y pletórico de energía, debes tomar tres dosis diarias.

En el desayuno puedes tomar entre 3 y 5g, luego otro tanto 30 minutos antes de hacer una rutina de ejercicios, y por último otra dosis en un lapso de 30 minutos después del mismo. Tampoco olvides seguir tomando tu licuado de seroproteína. Y nada más por si tienes alguna duda, no te preocupes de que el licuado en sí mismo contenga BCAA, porque una taza de seroproteína, por ejemplo, contiene menos de 2 g de leucina.

En todo caso, lo importante es lo siguiente: si vas a estar entrenando regularmente con pesas y estás haciendo un programa de ejercicio cardiovascular, no es posible tener una sobredosis con el uso de los aminoácidos de cadena ramificada, porque de todas maneras van a ser usados por el organismo para ofrecerte todos los beneficios antes mencionados.

Deja tu comentario
Tu Comentario