Guía de alimentos: Para bajar de peso



Bajar de peso

No hace falta que sea un año nuevo para comenzar o volver al buen camino de la salud y la alimentación.

NO ES LO MISMO COMER, QUE ALIMENTARSE

Cuando hablamos de comida, cualquier alimento puede quitarnos el hambre. Pero alimentarse es algo más complejo, que requiere de cuidar lo que llevamos a la boca que proporcione un beneficio al organismo. De ahí que comer no es lo mismo que alimentarse. Si quieres estar completamente saludable y en forma, no necesitas siempre estar contando calorías; más bien hay que saber elegir alimentos que sean saludables, den vitalidad, disminuyan los factores de riesgo de enfermedad, y ayuden a verse bien.

ALIMENTARSE BIEN FAVORECE QUE NO SUBAS DE PESO

El metabolismo es la capacidad del cuerpo para producir energía a partir de los alimentos, misma que puede ir cambiando con el paso del tiempo, e influenciarse según los hábitos de salud. Por lo que cuando nos alimentamos sanamente, el metabolismo y la digestión funcionan de manera óptima. El resultado: perdemos grasa y mejoramos tono muscular. Pero por el contrario, cuando no existe un orden en los tiempos y la calidad de las comidas, el metabolismo se afecta negativamente, presentando trastornos digestivos y de salud, con almacenamiento de grasa con mayor facilidad, y pérdida de tono muscular.

CONSUME PROPORCIONES ADECUADAS

Diversos estudios han comprobado que el organismo no necesita calorías, lo que requiere para estar saludable son nutrimentos. Asimismo, no puede reconocer la cantidad de energía aportada en un alimento para satisfacer el apetito, se basa más en las porciones, por lo que al sentirse lleno el estómago, elimina la sensación de apetito. Tomando esto en consideración, hay que tener cuidado con las calorías ocultas, es decir, las que no se pueden ver a simple vista, pero que entorpecen la salud.

DOS VERSIONES DE UN PLATILLO, DISTINTAS CALORÍAS

Una hamburguesa doble con queso, de un restaurante de comida rápida, puede llegar a tener hasta 790kcal y 39g de grasa, resultando el 44% del contenido de este alimento, por lo que es una comida mal balanceada, cargada de calorías de grasa, a la que si sumamos las papas fritas que suelen acompañarla, la cantidad de grasa llegaría a cubrir hasta el 80% de lo que necesita el cuerpo en un día, durante una sola comida.

Beber agua para bajar de peso

CONSEJOS BÁSICOS PARA TENER ÉXITO EN TU ALIMENTACIÓN

  • Consume agua regularmente. Toma de 2 a 3 litros al día, así no sólo mantienes a tus células saludables, también disminuyes el apetito y evitas que te excedas en tus comidas.
  • Busca lo integral. El pan, tortillas, pastas y cereales, entre otros, no están prohibidos, sólo busca los de alto contenido en fibra, además de que obtienes antioxidantes y minerales.
  • Consume cortes magros. Comer carne no es malo. El problema es toda la grasa saturada que contiene, ya que ésta eleva el aporte energético y ocasiona problemas de salud. Pero cualquier corte bajo en grasa aporta todos los aminoácidos esenciales y en pocas calorías, ideales para estar saludable.
  • Date gusto consumiendo frutas. Si te gusta lo dulce, no te reprimas, existen muy buenas opciones de frutas ricas en fibra, que puedes incluir sin temor en tu dieta.
  • Consume vegetales de hojas verdes. Alimentos como col, lechuga, espinacas y acelgas son tu mejor protección y te mantienen en forma por su bajo contenido calórico y alto contenido de fibra. Contienen además betacarotenos, un poderoso antioxidante que previene algunos tipos de cáncer. ¡Toma nota!

PARA LLEVAR UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Es necesario hacer los tres tiempos de comida: desayuno, comida y cena, a partir de alimentos saludables y bajos en grasa. Pero además hay que incluir un par de colaciones (preparaciones que se consumen entre las comidas habituales, naturales o elaboradas), para mantener activo al metabolismo y así mejorar la captación de nutrimentos. Tu cuerpo te agradecerá si haces elecciones inteligentes de colaciones a lo largo del día, como frutas, verduras, cereales y productos lácteos bajos en grasa saturadas.

COLACIONES MÁS USUALES

Las colaciones más comunes, prácticas de llevar y consumir, son las aceitunas, almendras, nueces, manzana, naranja, toronja, mandarina, melón, papaya, sandía, uvas, palomitas de maíz, quesos, yogurt light, huevos duros, atún, vegetales, gelatina light, entre otras, pudiendo también hacerse distintas preparaciones con recetas sencillas, a fin de eliminar el hambre entre comidas.

Ahora depende de ti si quieres cambiar tu forma de vida y así tener una mejor salud y mantener un peso saludable.

Deja tu comentario
Tu Comentario