La natación funciona



Natación

Aprende cómo hacer más eficiente tu brazada para que puedas aprovechar mejor todas las ventajas que ofrece uno de los ejercicios cardiovasculares más efectivos que hay.

Al hablar de entrenamiento cardiovascular, quizás pienses que tus opciones de actividad física se limitan a los confines de un gimnasio. Sin embargo, hay otra máquina sumamente eficiente para entrenar tu condición cardiovascular y quemar grasa: tu propio cuerpo. Localiza una piscina cerca de tu casa u oficina y tonifica tu cuerpo al tiempo que fortaleces tu corazón y te diviertes.

TODA UNA PISCINA DE BENEFICIOS PARA TI

La natación es un excelente ejercicio de bajo impacto, que requiere la acción sincronizada de diferentes grupos musculares para impulsar tu cuerpo a través de la resistencia que opone el agua. Así, al entrenar en una piscina, puedes dar forma y tono a músculos, y desarrollar simultáneamente tu capacidad para aguantar un ejercicio aeróbico durante más tiempo.

Lo importante en cuanto al gasto de energía es lo siguiente: un individuo que pese 79 kilogramos y nade unos 2,745 metros por hora, quemará aproximadamente 11.43 calorías por minuto (786 calorías por hora); y ese mismo individuo que nade a un paso más brioso de 4,115 por hora, quemará unas 15.75 calorías por minuto (945 calorías por minuto).

Nadar

LA RESPIRACIÓN ES MUY IMPORTANTE

Rusell Mark, director de soporte al desempeño de la selección nacional de natación de Estados Unidos, nos dice: “Una buena técnica de respiración y la sincronización son factores muy importantes para una natación eficiente de estilo libre. Cuando respires “tarde” tu respiración interfiere con el ritmo de tus brazadas. Si comienzas a jalar agua mientras tu cabeza sigue de lado para respirar, probablemente originarás que la atrapada (el movimiento hacia delante en el que el brazo comienza a bajar antes de jalar agua) se vuelva deficiente, y entonces el brazo va a cruzar por abajo del cuerpo hacia el final de la brazada”.

HAZ TU RESPIRACIÓN MÁS EFICIENTE Y EN SINCRONÍA CON LA BRAZADA

Comienza a girar la cabeza para respirar, antes de que el brazo de recuperación (en el lado que no está respirando) toque el agua. Casi todas las personas esperan a que ese brazo entre al agua y se extienda, antes de girar la cabeza para respirar.

Toma una respiración rápida con la cabeza baja, tratando de mantener siempre uno de los goggles en el agua. No levantes la cabeza para respirar. Comienza a girar la cabeza de regreso al agua, mientras el brazo en el agua del lado que nos respiras está comenzando a hacer la atrapada.

1 Comentario en La natación funciona
  1. benjamin chavez dice:

    quiero aprender anadar correctamente notengo mucha idea de esto agradeseria su allu da gracias

Deja tu comentario
Tu Comentario