¡Quema grasa a puertas cerradas!



Está bien quedarse en casa cuando hace frío afuera. No te juzgaremos. “Pero no solo te subas a una caminadora, presiones unos cuantos botones y sudes a lo largo de rutinas monótonas y aburridas”, en lugar de eso te recomendamos usar la siguiente rutina de intervalos y tips de expertos para construir resistencia y quemar más grasa en tu aparato favorito.

Correr

INDICACIONES

Calienta en cualquiera de las maquinas cardiovasculares como es la caminadora o cinta de correr, elíptica, máquina de remo o bicicleta estacionaria por 5 minutos y, después, usa el control de velocidad y monitor cardiaco incluido para hacer la siguiente rutina: comienza con un minuto de 85 a 90 por ciento de tu frecuencia cardiaca máxima. (Multiplica tu edad por 0.7 y resta ese número de 207 para estimarla.) Recupérate por dos minutos de 55 a 65 por ciento de tu máximo. Eso hace un intervalo. Haz ocho para acelerar tus resultados. ¿Demasiado difícil? Haz seis intervalos de dos minutos de 70 a 80 por ciento de tu frecuencia cardiaca máxima, seguido por dos minutos de recuperación.

Si vas a usar una cinta de correr, que en mí caso es mi favorita y de las que más recomiendo entonces evita uno de los errores más comunes que es correr sin inclinación.

Solución inteligente: Pon la inclinación de la cinta de correr de uno a 1.5 por ciento. Esa ligera inclinación incrementara la intensidad (y potencial de quema de grasa) de tu rutina, sin sobrecargar los músculos de las piernas.

Si no cuentas con una caminadora no te preocupes existen muchos sitios online en los cuales puedes adquirir una de excelente calidad y lo mejor de todo a un excelente precio, Fitness Xperts es una tienda online donde puedes encontrar una gran cantidad de cintas de correr, además claro de los aparatos que ya mencionamos anteriormente en caso de que no te guste usar la caminadora.

En caso de no contar con un medidor de frecuencia cardiaca no importa, aquí te damos unos tips importantes que se asemejan.

50%-60% del máximo
La respiración se intensifica, pero es posible mantener una conversación.

60%-70%
Se dificulta hablar.

70%-80%
Solo puedes pronunciar unas cuantas palabras entre respiraciones.

80%-90%
El habla se detiene mientras tus pulmones acumulan oxígeno para los músculos.

90%-100%
Respiraciones profundas y forzadas indican el esfuerzo máximo.

Deja tu comentario
Tu Comentario